…scketchbooks

block
Yo soy un dibujante vocacional, uno de esos que siempre vamos con block, lápices, bolis, rotus…en fín, que me gusta poder tener la ocasión de plasmar aquello que se me pasa por la cabeza o sentarme a dibujar las cosas que me llaman la atención. En cuanto me compro (o me regalan) un cuaderno siento la necesidad de estrenarlo, de dejar mi marca, aunque a veces pasan meses hasta que vuelvo a usarlos.
Muchos de ellos me sirven para sistematizar mi trabajo, para empezar, de una manera más sencilla, a dar vueltas a los proyectos que voy imaginando. De hecho, suelo acabar usándolos de la misma manera que suelo planificar mis obras y acabo haciendo series de los temas que, en un  futuro no lejano (espero…), acabarán siendo cuadros (con suerte…). El tratamiento de los dibujos en estos cuadernos no es siempre el mero boceto, es decir, la misma obra en distinto tamaño, sino la experimentación, el mítico prueba-error, gracias a la maleabilidad de la obra gráfica. En realidad, es el primer paso de un camino que te puede llevar a una calle sin salida o a un laberinto de alternativas…en todo caso, puede acabar siendo algo con mucho potencial. Y si, al final, la pieza no pasa del block, siempre quedará la diversión del simple hecho de poder sentarte en cualquier sitio y dibujar…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s