…pintar sin pinceles


Durante muchos años he dibujado con gomas de borrar y otros elementos erosivos, como lijas… Sí, he dicho bien, “dibujaba” con la goma (no es ninguna novedad, artistas como Picasso o Giacometti ya lo habían hecho), es decir los trazos los ejecutaba con la citada goma, sobre manchas de lápiz, creando unos dibujos  expresivos y gestuales, donde lo “borrado” era lo que marcaba la pauta. Con el paso del tiempo, mis dibujos (y cuadros) se han ido “limpiando”, dando más importancia a la espacialidad en las obras, a la relación entre los fondos y, en el caso de que las haya, las figuras.
conejo en el estudioconejoDe esta manera, las gomas y lijas han ido cambiando su función, volviendo a realizar aquello para lo que fueron creadas: erosionar la superficie. Al realizar obras más limpias, donde el equilibrio y el grosor del trazo son lo que determina el resultado, el borrar  me ayuda a moderar la línea, sin llegar a eliminarla del todo . Por otro lado, buscando esa “espacialidad” he ido utilizando soportes cada vez más satinados, que van desde la cartulina al papel couché (el papel de los posters) o al poliéster (que ya es casi plástico), de modo que, para borrar necesito elementos más abrasivos o, incluso, cortantes, que, en vez de atacar el soporte, levantan parte de lo dibujado.
En la siguiente pieza, los trazos blancos que moderan la líneas y manchas están hechos con cutter,dado que, al estar hecha con tinta sobre papel couché,la única manera de intervenir sobre lo dibujado es rascarlo.
estudio de formas
Esta manera de trabajar la había reservado, en principio, para este tipo de obras, donde servía para matizar los trazos realizados
Sin embargo, le fui dando vueltas a la idea de invertir el proceso y trabajar “quitando” en vez de ir superponiendo capas, como es habitual. Además, con el uso de soportes como el poliéster, material altamente resistente, la posibilidad de atacar la superficie se iba haciendo más natural. Llegó un momento en que, al plantearme un cuadro cuyo acabado debía ser similar al de un negativo fotográfico, vi claramente la manera realizarlo: teñir el soporte con fondo luminoso, cubrirlo (con tinta en  este caso)  y “dibujar” con un cutter para sacar el fondo previamente pintado. Es como realizar un grabado , dañanado la superficie de la obra para rescatar el color que, en el inicio se ha aplicado (hasta ahora blanco, por el contraste entre fondo y figura); las posibilidades que se abrieron ante mí se han ido concretando en varias obras, en las que he ido experimentando con distintos “pinceles” ( cutters, lijas, espátulas…) que me proporcionan diferentes texturas en la superficie. Conceptualmente, es muy interesante el plantearte piezas a las que, por principio, debo injuriar, raspar, dañar…algo que no afecta al acabado, tan basto o fino como se desee…
y esto no ha hecho más que empezar.
ruben detalleruben
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s