…enjoy the silence

Vivimos en una sociedad apabullante en lo referente a lo audiovisual. Estamos constantemente inmersos en un mar de sonidos e imágenes, de ahí que sea muy complicado oir el silencio o, simplemente, contemplar la nada. Es uno de los motivos por los que, en pintura, resulta complicado no ver “all-over paintings”, si exceptuamos  el arte oriental clásico, que hizo de la limpieza visual uno de sus estandartes. Quizá nos resulten incomodas superficies limpias, de manera que el vacío, paradojicamente, acabe produciendo una cierta distorsion en nuestros sentidos, como esos momentos  en el cine donde la ausencia de acción nos provoca una sensación de inquietud.  Esta “radiación de  fondo” que nos envuelve no resulta inocua, sino que existe todo un mundo de mensajes, más o menos sutiles, que nos dicen como debemos ser, a quien nos debemos parecer o a que debemos aspirar.

En este sentido, me interesa jugar con este corpus (des)informativo, teórico y estético que nos rodea y que es el sonido de  fondo de personas que, a diario, sufren o disfrutan del mundo en el que nos ha tocado vivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s